Ley de Startups: la norma que fomenta la innovación, reduciendo trámites e incorporando incentivos fiscales

A final de este año 2022 se espera la entrada en vigor de la Ley de Startups: una importante norma que establecerá un marco jurídico a las empresas digitales e innovadoras basadas en un rápido crecimiento. Una norma que se suma a la Ley Crea y Crece y que suponen novedades en la creación de empresas. Te contamos las peculiaridades de esta normativa para empresas emergentes, que busca reducir trámites y que incorpora incentivos fiscales interesantes. 

¿En qué consiste la Ley de Startups?

El Proyecto de Ley del Ecosistema de las empresas emergentes, más conocido como Ley de Startups, busca principalmente simplificar los trámites para la creación de nuevas empresas. Es un impulso al emprendimiento innovador porque, además, establece ciertos incentivos fiscales. 

Gracias a la norma, en seis horas será posible constituir una empresa mediante un documento único electrónico y realizar la inscripción en el registro mercantil. Esto siempre que se utilicen los estatutos tipo. 

¿Cuándo entra en vigor la Ley de Startups?

En este momento se encuentra en trámite parlamentario. Se espera que su entrada en vigor se produzca antes del mes de diciembre de 2022. 

¿A qué empresas afectará la norma?

Las empresas que quieran regirse por esta normativa deberán cumplir con las siguientes características: 

  • Tener un carácter innovador y de nueva creación. También pueden regirse por esta norma aquellas empresas con un máximo de cinco años desde su constitución o de siete en caso de formar parte del sector biotecnológico, de energía o de industria. 
  • Tener su sede social o establecimiento permanente en España y un porcentaje mayoritario de la plantilla con contrato en España. 
  • No ser empresas cotizadas, ni haber distribuido dividendos. 
  • Su volumen de negocio no pude superar los cinco millones de euros.  

¿Quién define qué empresas son startups?

ENISA (Empresa Nacional de Innovación SA) es una empresa pública dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Esta entidad estará a cargo de acreditar qué empresas son consideradas como startups y, por tanto, pueden acceder a los beneficios de la ley de Startups.  

Para información y gestiones, se establecerán puntos de atención al emprendedor y una oficina nacional del emprendimiento.  

Novedades fiscales y sociales de la Ley de Startups

Por un lado, esta ley incluye varias novedades fiscales. La primera es que, en el Impuesto sobre Sociedades (IS), la tributación al tipo reducido será del 15% durante 4 ejercicios. Además, será posible el aplazamiento automático de las cuotas de este IS o la exoneración de pagos fraccionados durante 2 ejercicios.  

Además, las empresas que se acojan a esta norma podrán beneficiarse de deducción del 50% en el IRPF por la adquisición de acciones o participaciones de entidades de nueva creación. También será posible una exención de las stock options en el IRPF de hasta 50.000€.   

Adicionalmente, se ofrece una mejora del régimen fiscal en el IRPF para que los trabajadores desplazados fuera del territorio nacional vuelvan a España.  

 Por otro, en cuanto a novedades sociales, la norma suspende durante tres años la obligación de cotizar doblemente en el caso de emprendedores que trabajen también por cuenta ajena.   

Otros Beneficios de la Ley de Startup

  • Exención de aranceles notariales, registrales y del BORME en determinados casos.  
  • La dispensa durante 3 años de la causa de disolución por desequilibrio patrimonial, o la agilización de la inscripción registral.  
  • Eliminación del requisito de obtener el número de identificación de extranjero para los inversores no residentes