Las claves del nuevo sistema de cotización para autónomos

Los trabajadores por cuenta propia se regirán próximamente por un nuevo sistema de cotización. Las principales novedades de este modelo tienen que ver con nuevos tramos de cotización en función de los ingresos reales de los autónomos. Este nuevo sistema cuenta con el apoyo de las tres principales asociaciones de autónomos (ATA, UPTA y Uatae). Te contamos todos los detalles de este nuevo sistema de cotización para autónomos. 

¿En qué consiste el cambio anunciado?

Con la aprobación de este nuevo sistema de cotización para autónomos, publicado en el BOE el Real Decreto-ley 13/2022, se introducen medidas para aproximar las bases de cotización de las personas trabajadoras por cuenta propia a sus ingresos reales, pues la baja cotización de un colectivo que mayoritariamente cotiza por la base mínima, es la causa principal de sus reducidas pensiones.  

¿Cuándo entrará en vigor el nuevo sistema de cotización para autónomo?

La entrada en vigor de este RD-ley será el 1 de enero de 2023. Durante el año, el trabajador tendrá la posibilidad de ajustar su cotización hasta en seis ocasiones.  

¿Cuánto pagará un autónomo en 2023? Nuevos tramos de cotización

Así, con el nuevo sistema, las cuotas han quedado establecidas en los 15 tramos que te mostramos a continuación: 

TRAMOS DE REDIMIENTOS NETOS Año 2023 Año 2024 Año 2025 
TRAMO REDUCIDO    
Menos de 670€ 230 € 225 € 200 € 
Entre 670 y 900€ 260 € 250 € 220 € 
Entre 900 y 1.166€ 275 € 267 € 260 €  
TRAMO GENERAL    
Entre 1.166 y 1.300€ 291 € 291 € 291 € 
Entre 1.300 y 1.500€ 294 € 294 € 294 € 
Entre 1.500 y 1.700€ 294 € 294 € 294 € 
Entre 1.700 y 1.850€ 310 € 320 € 350 € 
Entre 1.850 y 2.030€ 315 € 325 € 370 € 
Entre 2.030 y 2.330€ 320 € 330 € 390 € 
Entre 2.330 y 2.760€ 330 € 340 € 415 € 
Entre 2.760 y 3.190€ 350 € 360 € 440 € 
Entre 3.190 y 3.620€ 370 € 380 € 465 € 
Entre 3.620 y 4.050€ 390 € 400 € 490 € 
Entre 4.050 y 6.000€ 420 € 445 € 530 € 
Más de 6.000€ 500 € 530 € 590 € 

Ventajas y desventajas del nuevo sistema de cotización para el autónomo

Por un lado, la principal desventaja para el autónomo es que ya no podrá elegir sobre qué base cotiza, sino que deberá ajustarse a unos rangos de rendimiento neto. Si bien hasta ahora el 85% elegía la cantidad mínima, a partir del próximo año tendrán que definir un tramo. Este se podrá cambiar cada 2 meses y se revisará anualmente. Así, hay autónomos que ven este cambio como una desventaja. Sin embargo, a la larga, beneficiará al conjunto del tejido empresarial y al sistema de pensiones.  

Por otro lado, el nuevo sistema de cotización para autónomos por franjas de beneficios netos afectará más a unos que a otros. Por ejemplo, a los autónomos que se localicen en los tramos de la tabla reducidos apenas les afectará. Es decir, aquellos que tienen beneficios que no superan los 14.000 anuales. Por el contrario, sí les afectará a los autónomos a partir del tramo 2 ya que existe una subida. Por otra parte, aquellos autónomos que cotizaban por la cuota máxima al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) no parece que se vayan a ver afectados. 

¿Cómo se establece la cuota de autónomos?

La Seguridad Social ha establecido una fórmula para determinar este importe que difiere de los rendimientos netos fiscales que se declaran en el IRPF.  

  • Mientras que el Impuesto sobre la Renta se calcula descontando a los ingresos los gastos deducibles incluidas las cuotas que paga el autónomo cada mes, en el cálculo que ha establecido la Seguridad Social para establecer la cuota de autónomo, una vez obtenido el rendimiento neto (ingresos percibidos menos los gastos deducibles), habrá que sumarle el importe de las cuotas de la Seguridad Social.  
  • Al resultado de esta operación, se le podrá aplicar una reducción del 7%, en concepto de gastos de imposible justificación. En el caso de los autónomos societarios, la reducción será del 3%.  
  • La cifra resultante se dividirá entre 12 meses para obtener el rendimiento neto mensual por el que debe cotizar el autónomo. 

¿Qué significa poder cambiar en la base de cotización durante el año?

Con el nuevo sistema de cotización para autónomos, estos podrán realizar hasta seis cambios posteriores en su base de cotización, eligiendo otra dentro de los límites mínimo y máximo que les resulten aplicables en cada ejercicio. Esto será posible siempre que así lo soliciten a través del portal Import@ss de la Seguridad Social, con los siguientes efectos: 

  • 1 de marzo, si la solicitud se formula entre el 1 de enero y el último día natural del mes de febrero. 
  • 1 de mayo, si la solicitud se formula entre el 1 de marzo y el 30 de abril. 
  • 1 de julio, si la solicitud se formula entre el 1 de mayo y el 30 de junio. 
  • 1 de septiembre, si la solicitud se formula entre el 1 de julio y el 31 de agosto. 
  • 1 de noviembre, si la solicitud se formula entre el 1 de septiembre y el 31 de octubre. 
  • 1 de enero del año siguiente, si la solicitud se formula entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre. 

Junto con la solicitud de cambio de la base de cotización mensual, los trabajadores autónomos deberán efectuar una declaración del promedio mensual de los rendimientos económicos netos anuales.  

¿Qué es la herramienta Import@ss?

Es el portal de la Seguridad Social en el que los autónomos deberán comunicar una previsión de los rendimientos netos que vayan a obtener en el ejercicio de todas sus actividades económicas, empresariales o profesionales.  

Cómo quedaría la cuota reducida o tarifa plana para autónomos

El nuevo sistema de cotización para autónomos, por ingresos reales, incluye un cambio en la cuota reducida o tarifa plana. Esta será de 80 euros. La cuota reducida podrá aplicarse durante 12 meses a todos aquellos que inicien su actividad por cuenta propia. 

Una vez finalice este plazo, será posible extenderla doce meses más, siempre que los ingresos no superen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Si lo superan, se empezará a cotizar según el tramo que corresponda al autónomo.  

Autónomos societarios: ¿cómo les aplica la reforma?

De la misma manera que hemos explicado para el autónomo persona física. Una vez obtenido el rendimiento neto anual, tendrán que sumar las cuotas pagadas durante el ejercicio. A este resultado, se le aplicará una reducción del 3% en concepto de gastos de imposible justificación y no del 7%. La cantidad resultante se dividirá entre 12 meses para obtener el rendimiento neto mensual. 

¿Cómo funciona el nuevo sistema de cotización para quien no tiene una actividad constante?

En este caso, será posible el ajuste cada dos meses ya que los autónomos con rendimientos estacionales tenían que pagar todos los meses el mínimo de 300 euros. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2023, en los períodos más bajos de su actividad, estos autónomos podrán bajar su cotización para después subirla cuando su actividad recupere fuerza.  

¿Qué pasará con los autónomos a tiempo parcial?

Otra de las principales novedades del nuevo sistema de cotización para autónomos es que es desaparece la figura del autónomo a tiempo parcial. Los rendimientos serán los que determinen el tramo de cotización, en términos generales. Sí se permitirán cotizaciones mínimas, en base a una nueva tabla reducida específica, cuando estos no alcancen el Salario Mínimo Interprofesional. Esto está recogido en el artículo 308 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social

¿Qué supone este nuevo sistema de cotización para el autónomo?

Desde CE Consulting creemos que, en general, este nuevo sistema de cotización para autónomos es más flexible y justo, aunque hay que ver el detalle de la aplicación, ya que se va a basar en estimaciones que habrá que ajustar a posteriori al cierre de ejercicio para justificar los rendimientos netos reales con Hacienda.