Ganancias y pérdidas, que hacer con estos resultados

Llega el final del año y toca realizar un análisis de los resultados obtenidos durante el ejercicio. El balance puede ser positivo, es decir arrojará beneficios, o bien negativo, es decir, tendré pérdidas, en cualquiera de los dos casos es importante conocer con distribuir el resultado en nuestra contabilidad.

¿Qué hacer en caso de que mi balance sea positivo?

Veremos primero el supuesto de que tengamos ganancias, te presentamos las opciones contables a tener en cuenta para una correcta aplicación del mismo, utilizando todas las opciones posibles; es decir, observaremos los siguientes supuestos:

  • Compensaremos resultados negativos de otros ejercicios.
  • Dotaremos las reservas
  • Repartiremos dividendos
  • Asignaremos el remanente

Compensación de resultados negativos de otros ejercicios

Lógicamente, el primer paso sería nivelar el saldo de pérdidas de ejercicios anteriores (en el caso de que existieran); sin olvidar que esta compensación es obligatoria cuando las pérdidas acumuladas de otros ejercicios supongan que el patrimonio neto de la sociedad sea inferior al Capital Social. El asiento contable sería el siguiente:

  • ( €) Resultados del Ejercicio (cuenta 129)

     a

Resultados negativos ejercicios anteriores (Cuenta 121) (€)

Dotaremos las reservas

Aquí se contabilizarán tanto las reservas legales como las estatutarias, si las hubiera, y las reservas especiales.

La dotación a reservas legales está establecida en un 10% del beneficio obtenido, hasta un mínimo del 20% del Capital Social,

  • ( €) Resultados del Ejercicio (cuenta 129)

     a

Reservas legales (Cuenta 112) (€)

Reservas voluntarias (Cuenta 113) (€)

Reservas especiales (Cuenta 114) (€) (*)

(*) Son de dotación obligatoria cuando se haya dispuesto de estas reducciones en el Impuesto de Sociedades

Repartimos dividendos

No tan rápido. Recuerda que el reparto de dividendos sólo puede llevarse a cabo siempre que el patrimonio neto sea superior al capital social y, por supuesto, no quede por debajo de éste con motivo del reparto

  • ( €) Resultados del Ejercicio (cuenta 129)

     a

Dividendos a pagar (Cuenta 526) (€)

Posteriormente, esta cuenta se cancelará a medida que el reparto se haga efectivo, teniendo en cuenta las retenciones practicadas a los socios por este concepto.

  • ( €) Dividendos a pagar (Cuenta 526)

     a

Tesorería (bancos) (Cuenta 572) (€)

Retenciones (Cuenta 4751) (€)

Asignación al remanente

Y acabamos. El saldo de los beneficios no aplicado a las cuentas anteriores lo llevaremos a la cuenta de Remanente.

  • (€) Resultados del Ejercicio (cuenta 129)

     a

Remanente (Cuenta 120) (€)

¿Qué hacer en caso de que mi balance sea negativo?

Vamos a ver ahora que hacer en caso de que cerremos el ejercicio con resultados negativos, a continuación te mostrados las diferentes alternativas contables

que pueden aplicarse cuando el resultado es negativo; para ello, tendremos en cuenta los siguientes supuestos:

  • Dejando las pérdidas del ejercicio en el Balance.
  • Compensando el resultado negativo contra el Remanente
  • Compensando el resultado negativo contra las Reservas
  • Compensando el resultado negativo con Aportación de los socios
  • Reduciendo el capital
  • Además, la repercusión negativa del impuesto de sociedades

Dejar las pérdidas del ejercicio en el Balance.

Si se opta por esta fórmula, la acción más habitual consiste en traspasar el saldo a una subcuenta donde quede expresado el año al que pertenece la pérdida.

( €) Resultados negativos ejercicios anteriores (cuenta 121)

                                                 a

                                                   Resultados del Ejercicio (Cuenta 129) (€)

Es evidente que esta opción no es precisamente “estética”, ya que este resultado negativo quedará demasiado a la vista en nuestro balance hasta que, en sucesivos ejercicios, se produzcan beneficios. Por ello, dentro de las posibilidades de cada empresa, lo más recomendable sería diseñar un plan estratégico de compensación, tal y como se expresa en los puntos siguientes.

La compensación puede realizarse sobre una o varias cuentas, de la forma que la Junta Directiva determine.

Compensar el resultado negativo contra Remanente

De existir saldo en la cuenta de Remanente de la empresa puede imputarse el importe acordado, ya sea parcialmente o por la totalidad de las pérdidas. Su movimiento sería como sigue:

( €) Remanente (cuenta 120)

                                               a

                                                Resultados del Ejercicio (Cuenta 129) (€)

Compensar el resultado negativo contra Reservas

En este caso hay que tener en cuenta un par de cuestiones:

  • Las cuentas de Reservas Legales sólo se utilizarán en el caso de que no existan otras reservas disponibles.
  • Las entidades que aplicaron su beneficio fiscal por Reservas de Nivelación, deberán compensar éstas en primer lugar.

( €) Reservas (cuenta 11-)

                                               a

                                              Resultados del Ejercicio (Cuenta 129) (€)

Compensar el resultado negativo con Aportación de los socios

Para este supuesto, el desembolso a satisfacer por los socios debe quedar reflejado como sigue:

( €) Bancos (cuenta 572)

                                               a

                                               Aportaciones de socios (Cuenta 118) (€)

Para, posteriormente, proceder a su compensación:

(€) Aportaciones de socios (Cuenta 118)

                                                a

                                               Resultados del Ejercicio (Cuenta 129) (€)

Reducir el capital

Para este caso, el procedimiento contable sería como sigue:

(€) Capital Social (Cuenta 100)

                                                a

                                               Resultados del Ejercicio (Cuenta 129) (€)

Repercusión negativa del impuesto de sociedades

Una vez decidida la forma del tratamiento contable de las pérdidas, es sumamente importante reflejar el crédito fiscal correspondiente a las base imponible negativa, el cual debe hacerse cuando en los años sucesivos se prevea revertir esta situación de pérdidas.

(€) Créditos por pérdidas a compensar (Cuenta 4745)

                                               a

                                               Impuesto diferido (Cuenta 6301) (€)