El impuesto sobre Sociedades y los gastos no deducibles

El impuesto sobre Sociedades y los gastos no deducibles

La mayoría de las entidades de este país cuyo ejercicio social coincide con el año natural, es decir que este finaliza el 31 de diciembre y no en cualquier otra fecha, tienen en estas fechas la obligación de presentar su declaración anual del Impuesto sobre Sociedades.

Estos gastos no deducibles se encuentran principalmente en el artículo 14 del Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, siendo los más frecuentes e importantes:

1) Los que representen una retribución de los fondos propios (dividendos).

2) Los derivados de la contabilización del Impuesto sobre Sociedades.

3) Las multas y sanciones penales y administrativas, el recargo de apremio y el recargo por presentación fuera de plazo de declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones.

4) Las pérdidas del juego.

5) Los donativos y liberalidades, a excepción de los gastos por relaciones públicas con clientes o proveedores, o de los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa.

6) Los gastos de servicios correspondientes a operaciones realizadas, directa o indirectamente, con personas o entidades residentes en paraísos fiscales, excepto que se pruebe que el gasto devengado responde a una operación o transacción efectivamente realizada.

Cuando en los próximos días vaya a preparar la declaración anual del Impuesto sobre Sociedades no olvide repasar la lista anterior, con ello evitará sanciones en posibles futuras inspecciones de Hacienda.

Facebooktwittermail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *